Estrategia para la resolución de conflictos

Una de las cosas que más se hace cuando se quiere lograr la paz es brindar soluciones efectivas a los posibles conflictos que se presenta. Debemos recordar que la paz no se da desde lo macro hacia lo micro, sino al revés, es decir, que primer vamos resolviendo los conflictos más inmediatos que tenemos para que se puedan solucionar los más grandes; ese es el orden correcto.

Muchas personas no saben cómo enfrentar conflictos en favor de la paz, muchas veces porque les gana el ego y otras veces porque la rabia y desesperación hacen que no vean bien la solución.

Un conflicto se puede dar en cualquier instancia, por ejemplo, un conflicto que atenta contra la paz es la situación delos okupas, y los cerrajeros baratos en barcelona nos han dicho que si las partes se comunicaran efectivamente no tendrían ese problema.

Pasemos a ver las etapas de la resolución de conflictos para alcanzar la paz

  1. Comunicación entre las partes. Lo primero para llegar a la paz es la intención de comunicarse. Comunicarse o debe ser entendido como que se compartan palabras, pues si se gritan y se insultan no es dialogo. La comunicación que se propone es aquella en donde ambas partes se sientan y exponen sus casos sin que los otros hagan juicios previos. En la situación que nos proponen los cerrajeros “http://www.cerrajeros-24h.barcelona/areas/cerrajeros-barrio-del-guinardo.html”, la comunicación está orientada a entender porque esos okupas han tomado esa decisión.
  2. Negociación de términos y condiciones. Una vez que las partes han logrado exponer sus casos y que se conoce la situación del otro, es hora de que se llegue a un acuerdo. Lo importante aquí es que en algo debemos ceder, siempre pasa y es indispensable para el logro de la paz que tanto deseamos. Si, si usted tiene una casa que es ocupada, lo más probable es que tenga que dar un periodo de gracia, pero no lo vea como una perdida, sino como una manera de ganar paz y de buscar soluciones.
  3. Ejecución del plan. Si logran llegar a un acuerdo, que siempre es lo más difícil de todo, lo que sigue es la ejecución de lo pactado. Fíjese que lo anterior es fundamental para lo que hablamos ahora, es decir, si el periodo de gracia son 3 meses, eso se debe respetar, y las partes se comprometen a no hostigarse entre sí.
  4. Revisión y ajuste de lo acordado. Si luego de que se ejecuta lo planeado, no se encuentra una solución efectiva, se puede volver a planeta los términos y condiciones de los acuerdos, procurando que las partes puedan cumplir con lo acordado. Por supuesto, lo ideal es que se llegue al fin del conflicto sin pasar por estos ajustes.
  5. Búsqueda de otras alternativas. Si luego de plantear y replantear el conflicto y las soluciones, las partes no llegan a un acurdo, se pueden ir a otras instancias. Por ejemplo, si la negociación se da entre las partes sin un mediador, y no funcionase puede optar por ir ante la autoridad pertinente.