Encontrar la paz en medio de una noche oscura

A lo largo de nuestra vida experimentamos que no todo es tranquilidad y paz, pues hay situaciones en las que nos vemos acechados, desconsolados, que no vemos luz, solo queremos salir mágicamente de ahí pero no vemos la salida.

Esas situaciones son conocidas por muchas religiones como la noche oscura, en el cristianismo esta noche representa para Jesucristo su pasión y muerte, de la cual salió victorioso, y gracias a su ejemplo todos podemos salir de ella de la misma forma.

Tarde o temprano todos pasamos por esta noche oscura, quizás hayas pasado por situaciones difíciles pero puede que no haya sido una noche oscura como tal, sino sombras en tu vida, porque la oscuridad es una situación en donde no hay paz.

Y tener paz en nuestras vidas es lo que todos queremos, esa sensación de tranquilidad, la cual no muchas personas suelen encontrar y que no necesariamente está representa su ideal de vida, sino la aceptación de la realidad.

 

Aceptando la realidad de los hechos

Para salir de una noche oscura, es necesario entender que es lo que estamos pasando; es decir, aceptar tu realidad de vida en ese momento, ese es el primer paso para salir airoso de cualquier situación, y es que en la medida en que hagas esto podrás estar más cerca de encontrar la luz.

Hay situaciones a las cuales no le encontramos explicación y que nos hacen entrar en la muerte, no la física, sino la óntica, esa que es la muerte del ser, peor que la muerte física, esa situación puede ser una enfermedad terminal, la muerte de un ser querido, quedarte sin bienes, la infidelidad de tu pareja, en fin, cualquier cosa que te robe la paz.

Debemos entender que en la vida no somos dioses de nosotros mismos y por tal situación no la manejamos, por eso debemos reconocer a nuestro Dios, el que todo lo puede, el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, ese que permite acontecimientos en nuestras vidas para que nos encontremos con El.

 

Apóyate en quien de verdad tiene el poder de ayudarte

Cuando vemos que no hay salida a nuestra noche oscura, vemos a los lados y nada ni nadie nos ayuda, por ello debemos alzar nuestra vista al cielo, ahí está quien nos puede ayudar, ese es Dios, el único con poder para hacerte ver la luz.

Y Dios actúa de formas un poco extrañas, pero actúa en nuestra historia, y en el momento en que le vemos todo empieza a cambiar, hay que gritarle día y noche para que nos saque de esa situación que no aceptamos.

Dios que siempre atiende la súplica de sus hijos voltea su vista hacia nosotros y permite que encontremos la luz en esa oscuridad, nos saca de esa noche oscura, de esa muerte que no nos deja vivir en paz.

Apóyate en Dios, El solo puede ayudarte y lo puedes encontrar en cualquier parte, en la iglesia, en un sacerdote, en esa persona que te da una palabra de aliento, en este artículo que viene en tu ayuda, solo así encontrarás la paz que tanto necesitas.